sábado, 30 de enero de 2010

Taleb y la literatura (III): una explicación alternativa a clásicos y bestsellers

"El éxito...depende mucho del contagio. Tal contagio...parece que afecta a una amplia variedad de productos culturales. Nos es difícil aceptar que las personas no se enamoran de las obras de arte por ellas mismas, sino también para sentir que pertenecen a la comunidad. Mediante la imitación, nos aproximamos a los demás, es decir, a otros imitadores. Así se combate la soledad."

Nassim Nicholas Taleb
'El cisne negro'

Otra cita de Nassim Nicholas Taleb que, aunque inicialmente no orientada a la literatura, sí que puede resultar aplicable y que nos ofrece una forma diferente de entender el mótivo del éxito de una obra, el porqué se convierte en un bestseller. No se trata, o no sólo, de su calidad; tampoco se trata, o no sólo, de su atractivo intrínseco. Hay un efecto contagio, la obtención de un cierto sentido de pertenencia y de comunidad. Leer los grandes éxitos, lo que los demás tambien leen, lo que se comenta, lo que se menciona, lo que está en el ambiente, nos proporciona una forma de integración en nuestro entorno, un distintivo de pertenencia, un sentido de comunidad. Nada tiene que ver con lo literario, sino con lo psicológico, con las necesidades de afiliación tal y como lo explicaría Abraham Maslow.

Puede que esta misma explicación tambien sea parcialmente válida para explicar el porqué una obra se convierte en clásico. Por este mismo efecto contagio, la obra reconocida como buena, como clásica, es aceptada como tal, leída como tal, comentada como tal. Atribuir méritos a una obra considerada clásica, rendirle homenaje, es tambien otra forma de integración, de incrementar el sentido de pertenencia y comunidad.

¿ Queda entonces espacio para la calidad, para el auténtico mérito, para la "verdadera" literatura? Pues poco...pero queda.

Ese contagio, ese sentido de comunidad, significa que nos unimos a un movimiento iniciado, nos subimos a un autobús en marcha. Pero ¿qué enciende la mecha? ¿Cómo se inicia el proceso?

Hay dos alternativas básicas.

Por un lado, el marketing, la promoción de ventas, el esfuerzo mediático de las editoriales en crear conocimiento y expectación por el futuro bestseller.

Por otro, los valores intrínsecos del libro que desencadenan un proceso de transmisión viral persona a persona, boca a boca, blog a blog y que, una vez conseguida una cierta masa crítica, ya entran en el mecanismo general del contagio. Valores intrínsecos que no necesariamente son literarios. Pueden consistir en originalidad, en polémica, en la generación de emociones...pero que tambien, por qué no, pueden tener que ver con la auténtica valía de la obra, con su mérito literario, con el esquivo concepto de calidad.

No es mucho, pero este mecanismo del contagio aún nos deja un pequeño reducto para la gran literatura.

2 comentarios:

Octavio dijo...

El tal Taleb tiene más razón que un santo. ¿Dónde vas, Vicente?
Donde va la gente.
Hay libros que el no leerlos forma parte de lo políticamente incorrecto. Tanto si dices que has leído el Quijote, como si dices que no has leído el dichoso Milenium, te estás jugando el bigote.

igrgavilan dijo...

Bueno, yo he salvado medio bigote (el del Quijote), lo de Milennium, y aunque gente cuya opinión aprecio dicen que es bueno, me da algo de pereza...pero no dejo de sentirme un poco raro por eso :-)