domingo, 6 de diciembre de 2009

Lecturas amigas

Hace algunas semanas me planteaba si tenía sentido incluir en este blog reseñas de los libros que leo. Al fin y al cabo, es una práctica muy habitual en blogs sobre literatura y, por otra parte, no es tan fácil encontrar temas para mantener vivo un blog sobre literatura si no se recurre a libros y autores concretos.

Sin embargo, sin descartar del todo la idea, lo cierto es que no ha acabado de convencerme. Creo que, de alguna manera, le quitaría a este blog parte de su personalidad, parte de su eventual singularidad.

Por otro lado, y desde hace unos pocos años, desde que por mor de Internet he podido entrar en contacto con personas con inquietudes literarias, también se me ha brindado la oportunidad de conocer a algunos escritores, no los más populares, eso es cierto, y de leer sus obras.

Es una extraña experiencia leer a un conocido, a un amigo. Por un lado, es difícil evitar pensar en la persona, en el escritor, e intentar entender cómo se salva la distancia que suele mediar entre la persona que conocemos y el texto que estamos leyendo. Por otra parte, nuestros mecanismos de juicio y crítica se ven afectados por la proximidad, ya sea para hacerlos más laxos y complacientes o, por el contrario, para tornarlos más críticos, quizá con el íntimo e inconfensable convencimiento de que esa persona que tan próxima tenemos, no puede ser un "verdadero" escritor.

Sea como fuere, se lee diferente a un conocido, a un amigo, que a un escritor desconocido y, eventualmente, popular.

En estos días, estoy leyendo una de esas lecturas amigas, una novela a cuya autora conozco, bien que no profundamente. Y tengo en "lista de espera" un par de libros de poemas en parecidas circunstancias.

Y he pensado que, sin entrar a saco en las reseñas de libros leídos, sí podría tener sentido comentar de vez en cuando esas lecturas de autores cercanos para mi, pero quizá no para el gran público. De alguna forma, y aunque sería una práctica nueva en este blog, no dejaría de tener ese carácter personal que muchos blogs tienen y que busco en los míos.

Así que, en las próximas semanas, a medida que termine alguno de esos libros, ensayaré a reseñar "Lecturas amigas" (así las llamaré)en que comente a algunos libros y autores próximos, cercanos, amigos.

Espero que os interese.

4 comentarios:

Adri Phaustho dijo...

La idea me gusta. Es algo que yo, por ejemplo, he hecho en mi blog con Rosa Ribas o con José M.S. Gamboa.

Esperaré tus reseñas.

igrgavilan dijo...

Je, je...al menos en el caso de las primeras, te van a sonar los autores...

@scen dijo...

Eres muy valiente: Es delicado y difícil reseñar a un amigo o conocido, pues algunas veces la verdad puede herir sensibilidades, cosa que no queremos hacerle a un amigo.
Te deseo mucha mano izquierda.

igrgavilan dijo...

Gracias, @scen. Soy consciente de ese riesgo y de la necesidad de esa mano izquierda que dices. A ver cómo me sale...