miércoles, 30 de diciembre de 2009

El éxito efímero

Otro apunte, otro toque de realidad, en el libro "Marketing para escritores" de Neus Arqués que he mencionado en el post anterior.

En este caso nos habla de la escasa durabilidad del éxito, especialmente para escritores noveles. Nos cuenta que el tiempo de promoción de un libro por una editorial, el tiempo de la gloria del escritor, suele ser del orden de, únicamente, una semana.

Pero la cosa es aún más dura. Parece que la conocida frase, muy utilizada en el entorno deportivo, que reza "Lo difícil no es llegar, sino mantenerse" aplica igualmente, quizá incluso de una forma aún más despiadada, en el mundo de la literatura.

Así de contundente lo expresa Neus Arqués:

"Un autor vale lo que vende su última obra"

Por supuesto, esa valía no se refiere a la valía artística o literaria, sino al valor de mercado. No importa mucho (salvo, quizá, digo yo, para autores consagrados) el haber publicado un libro de mediano éxito si la última novela o poemario son un fracaso en ventas.

Dos puntos, pues, a tener muy en cuenta: primero, el éxito en el mercado se mide en ventas y, segundo, es efímero, muy efímero.

No es muy bonito, no es muy artístico, no es muy literario... pero es muy real.

3 comentarios:

Adri Phaustho dijo...

Ay, qué complicado me va a resultar vivir de esto algún día... =(

igrgavilan dijo...

Sencillo no es, desde luego.

En el libro de de marras, menciona que muchos escriores no viven sólo de la literatura. Tienen otra profesión que les da estabilidad y, además, escriben.

Por ejemplo, menciona que Ildefonso Falcones es abogado en activo.

Así que no te desanimes. Tú sigue con tu carrera y cuando puedas escribe...a ver qué pasa.

igrgavilan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.