domingo, 8 de marzo de 2009

El dolor como inspiración

"...según parece, topo con energías creadores en el dolor, y da igual a qué precio, y me es del todo indiferente si en la energía creadora se plasma simplemente la vulgar compensación, el hecho es que se plasma y que gracias al dolor vivo en una suerte de verdad..."

Imre Kertész
'Kaddish por el hijo no nacido'

Siempre he pensado, aunque nunca he sabido razonar por qué, que la miseria y el dolor son mucho mas literarios que la felicidad y el éxito. Imre Kertész parece opinar lo mismo.

4 comentarios:

Patricia Morodo dijo...

Es un tema sobre el que he pensado mucho y hablado bastante: me parece que el dolor es introspectivo, lleva a mirarse a intentar entender. En cambio, la alegría lleva a salir de sí, a hablar, a actuar, a reir. Pero también, los libros húmorísticos son impagables.
Eres uno de los seguidores de mi blog: GRACIAS

igrgavilan dijo...

Gracias, Patricia, por este tu primer comentario.

COn lo que dices acerca de que el dolor es introspectivo y la alegría más extrovertida, podría parecer que la algería podría ser más propia de una comunicación que es lo que, en el fondo es la literatura.

Se me ocurre que, quizá, lo que pasa es que, la literatura sirve con frecuencia para 'procesar' de alguna manera los sentimientos del autor y, en ese sentido, parece que podría tener sentido ese cariz literario del dolor.

Octavio dijo...

No sé, pero creo que es verdad que es así. Cuando estamos alegres pocas veces nos paramos a pensar en el porqué de la alegría, la disfrutamos y punto. En cambio, el pesar o el dolor sí que nos hace pensar y la escritura es el vehículo del pensamiento.

Ignacio dijo...

Curiosamente, Octavio, el siguiente post de este blog es un apunte sobre la relación entre la escritura y el pensamiento.