domingo, 9 de mayo de 2010

La felicidad como opción

"Betty es de esas personas que creen que se puede ser feliz si uno lo decide, que la ligereza nos salva, que no es algo inconcebible ser inconsolable y feliz a la vez."

Philippe Besson
'Un instante de abandono'

Una opción sabia aunque inestable la de Betty, uno de los personajes de la novela 'Un instante de abandono' de Philippe Besson: considerar la felicidad como una opción personal, como algo que se elige, no como algo marcado desde el exterior por los acontecimientos.

Esa elección debe, pare ser efectiva, ser capaz de convivir con desgracias y desengaños, con el desconsuelo. Y la herramienta para sobrellevarlos, para conseguir la felicidad, puede ser la ligereza, el no profundizar en el dolor, el contentarse con pequeñas alegrías, con las pequeñas cosas que nos son dadas.

La felicidad como opción: sabio...pero inestable.

2 comentarios:

Octavio dijo...

Yo creo que vocación de felicidad tenemos todos, pero pretender llegar a ella a través de la voluntad y que se establezca de manera permanente, es una utopía. La felicidad consiste en un conjunto de momentos puntuales y que sólo una memoria complaciente puede hacernos creer que es permanente.
¡Joder, qué profundo me he puesto!

igrgavilan dijo...

Yo creo que la felicidad no es exactamente una opción...pero que sí podemos optar por ser felices. Quiero decir que no todo depende de nosotros pero lo que sí podemos elegir es cómo vemos la botella.