lunes, 31 de agosto de 2009

Encender el fuego

Decía Henry James:

"Mientras haya un asunto que tratar, dependerá enteramente del tratamiento el que vuelva a encenderse el fuego"

No parecen existir, pues, temas intrínsecamente buenos o intrínsecamente malos, argumentos válidos o inválidos, sino elaboración, tratamiento... Parece una defensa del quehacer literario y una loa del mismo. Es la tecnica y el arte del escritor los que sirven de combustible, los que inflaman un tema para convertirlo en atractivo, valioso, apasionante.

2 comentarios:

@scen dijo...

Estoy totalmente de acuerdo: No es lo que se diga, sino como se dice.

igrgavilan dijo...

Si, probablemente el arte sea de alguna forma, la expresión del cómo.