domingo, 25 de abril de 2010

Nostalgia de un Sant Jordi no vivido

Hoy he sentido una extraña, quizá absurda, nostalgia de un Sant Jordi que nunca he vivido.

El viernes, el día 23, me acerqué a una librería a echar un vistazo, pero nada de lo allí expuesto me tentó lo suficiente, ninguna nueva novela, ninguna colección de poemas, ningún ensayo.

Nada preocupante ni extraño. Aún tengo lectura pendiente y no todas las visitas a librerías dan fruto. No siempre hay joyas esperando o no siempre las sé descubrir.

Pero a lo largo del fin de semana, sin saber muy bien por qué, he sentido una inexplicable y creciente nostalgia de ese libro no comprado, de esa obra no regalada, nostalgia de algo que ya no tiene título ni razón. Nostalgia de un día del libro y de un Sant Jordi, que no han aportado un nuevo tesoro, una nueva aventura a mi biblioteca.

Creo que el año que viene no permitiré que vuelva a ocurrir, no permitiré un Sant Jordi sin libro. El año que viene le compraré a mi dama una rosa y a mi un libro...o, quizá mejor, una libro para cada uno...

8 comentarios:

Lola Mariné dijo...

A ver, pase que no encontraras un libro que te interesara (el año que viene no habrá problema, tendrás el mio, jeje), pero supongo que le comprarías una rosa a tu dama...

igrgavilan dijo...

Me temo que no... :-(

La verdad es que en Madrid no hay tradición. Lo del libro así, así, por aquello del día del libro, pero lo de la rosa...

Didac Valmon dijo...

yo me lo compré al día siguiente...pero aún así debería tener más nostalgia...

igrgavilan dijo...

Bueno, al menos algo tienes.

Octavio dijo...

No me explico esa extraña nostalgia. Por lo de la rosa, vale, pero ¿por el libro?. Hartamente demuestras que todos los días son el día del libro para ti.
Y cuidate de comprar todo lo que te ofrezcan.
Un saludo.

igrgavilan dijo...

Je, je, Octavio.

A lo mejor es que me estoy convirtiendo en un comprador compulsivo (solo de libros ¿eh?) y eso de que pase un Sant Jordi sin un libro nuevo...es triste, muy triste... :-)

Paco dijo...

No sientas nostalgias, por una fecha señalada en el calendario. Pronto vendrá la feria del libro y podrás resarcirte.

Un saludo.

igrgavilan dijo...

Claro que sí, Paco. ¡ Esto no va a quedar así ! :-)